Beneficios al trabajar de manera remota.

Te presentamos las ventajas.

Si bien trabajar desde casa tiene sus desventajas, no hay que perder de vista que las ventajas son muchas y ¡vale la pena hacerlo!


1. No tienes jefes. Al trabajar desde casa no tienes que seguir órdenes de nadie ni tienes a nadie soplándote detrás de la oreja a ver qué estás haciendo. El jefe serás tu mismo o en ciertos casos, tus clientes. Tener un jefe o supervisor muy estricto y controlador puede resultar muy estresante. Esto no quita que de todas maneras debas ser responsable y organizado, pero tu eres quien define los tiempos y la organización del trabajo.

2. Libertad. Tú eres quién establece los horarios de trabajo y días de descanso en función de lo que más te convenga y de los momentos en los que rindas más. Hay personas que son más eficientes durante las mañanas, por lo que prefieren levantarse temprano y comenzar a trabajar, sin embargo hay otras que rinden más durante la tarde o noche.  

3. Ahorro de tiempo y dinero. Al trabajar desde casa ahorras tiempo y dinero ya que no debes desplazarte. Al no tener que viajar diariamente a tu lugar de trabajo ahorras en gasolina y/o en transporte público y, por supuesto, también ahorras tiempo. En todas las grandes ciudades hay congestiones de tráfico, especialmente en las horas pico. 

4. Más y mejor vida familiar. Por lo general la gente que trabaja en oficinas tiende a trabajar más horas y por ende a estar más tiempo fuera de casa, lejos de la familia. Trabajando desde tu hogar puedes administrar tus horarios para pasar más tiempo con tu familia, o incluso puedes trabajar a su lado, siempre y cuando esto no te desconcentre ni reduzca tu rendimiento.

5. Eliges tu propio espacio. Trabajar desde casa te da la posibilidad de elegir dónde hacerlo. No debes trabajar en una oficina ya establecida, diseñada por otros, quizás sentado en un lugar que no te guste, o sucio, o junto a personas que no te agraden. En casa el espacio lo acondicionas tú, a tu gusto, con los muebles que prefieras, los que te parezcan más cómodos y más bonitos.

6. Menos estrés. Muchas horas en una oficina frente a un ordenador, miles de teléfonos sonando, excesivas cargas de trabajo, jefes impacientes, compañeros acosadores y grandes responsabilidades sobre tus hombros pueden causar estrés. Al trabajar desde tu casa y ser tu propio jefe evitas este tipo de problema.


Fuente: Pilsen Digital.